MANOLITA CHEN

LA VERONAL & BEIJING DANCE THEATER 2017

Decía el poeta hispano Héctor Tizón, que la vida de un hombre es un largo paseo alrededor de su casa.

Algunas veces los hombres necesitan irse muy lejos de casa para poder comprender sus raíces. Para enamorarse de nuevo de lo que, por cercano, siempre ha mirado con indiferencia. Para tener el deseo de mezclarse y enfrentarse a aquello que siempre ha estado a su alrededor.

Del mismo modo que es triste y peligroso dar por sentadas a las personas a las que que amamos, lo es no saber ver la belleza de nuestra propia historia. 

Con esta pieza intentaremos investigar alrededor del mundo y la iconografía del flamenco, para tratar de descifrar una pequeña parte de su valor y de su misterio. 

Una tradición que es tan vasta que nunca llegaremos a comprender plenamente. Por eso, quizás, no nos queda más remedio que arrojarnos a ella desesperadamente, para amarla y cuestionarla, como solo es capaz de hacerlo un extranjero en su propio país.

MCHMCH